Follow me ;)

Decir adiós para crecer

Subirse por primera vez a una bicicleta es lo más aterrador. Te puedes caer y es innegable, pero cuando logras andar tienes la oportunidad de recorrer el mundo.

Irse de casa es un paso tan grande como eso. No hay duda, es aterrador dar el paso y entender cuánto dejas atrás: comodidad, el vecindario de la infancia, a tus padres, al perro, los gatos.

Empiezas de cero, porque al empacar te das cuenta de lo poco que tienes, del esfuerzo que hicieron tus padres por años para darte muebles, toallas limpias, un edredón, champú y hasta lava trastes.

So… this is how it ends. Un día antes sientes nervios, emoción, esperanza, ansiedad, ganas de adelantar el tiempo o arrepentimiento momentáneo. Llorar no es opcional.

Una lágrima, una vida pasar, todo va a cambiar. Revisas de nuevo, cuentas las cajas, las bolsas, los utensilios, repasas una y otra vez lo que falta, igual se olvidará algo, porque no te vas del todo. Dejas una guarida, un espacio para volver cuando salga mal.

Finalmente, no te vas por alguien, no te vas por aburrimiento, no te vas por problemas, solo sigues el flujo de la vida, tu vida. Creces.

The movement you need is on your shoulder

Por eso, recopilé canciones ideales para empezar de nuevo, para mudarse, para irse.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


Crea un sitio web o blog en WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: